18 marzo 2020

Empoderar a los jóvenes por el agua, desafío para las empresas de hoy



Iniciativas como el “Desafío del Agua Pavco Wavin”, creado en 2011, fomentan el espíritu creativo de los jóvenes y los alientan a desarrollar proyectos sostenibles que inspiren a otros.

Por: ADRIANA GARCÍA
Gerente de Responsabilidad Social Pavco Wavin

A través del desafío del Agua Pavco Wavin, cada dos años, bajo la guía de docentes y expertos, jóvenes proponen soluciones frente a los retos que generan el cambio climático, la deforestación y las demandantes necesidades agrícolas. En cada versión nos sorprende su liderazgo como protectores de los recursos naturales.

A lo largo de cinco convocatorias hemos recibido 316 propuestas, 30 de ellas, entre ganadoras y finalistas, contaron con talleres de formación en formulación de proyectos y estrategia de mercado, además del apoyo económico y de herramientas tecnológicas  para los dos primeros lugares en cada categoría, 14 a 18 años y 19 a 24. Lo anterior les ayuda a estos jóvenes a fortalecer sus modelos de sostenibilidad, aumentando su impacto y visibilidad. El reto para los participantes consiste en desarrollar ideas innovadoras que planteen cambios significativos y soluciones sostenibles en torno a temas de agua, saneamiento, higiene y agroecología.

Esta apuesta nos ha permitido conocer iniciativas creativas a través de sus protagonistas. Como el aeromodelo para esparcir semillas y recuperar la capa vegetal en zonas afectadas por la minería, fabricado por jóvenes caldenses.


Recuperando el hábitat desde el aire

Con ayuda de la Cigabiónica, como llaman al aeromodelo que ha sido ganador en varios concursos y finalista en el Desafío del Agua Pavco Wavin, los jóvenes de Caldas están protegiendo la cuenca hidrográfica que suministra el agua a los municipios de Supía y Marmato. La minería ha afectado este ecosistema de bosque de niebla con la tala indiscriminada para usar la madera como barrera de contención en los socavones.

En esta labor esparcen desde el aire semillas de especies arbóreas, como el bore, que favorece el aumento del caudal de los nacimientos de agua y de los árboles talados: siete cueros, casco de buey, guayacán amarillo y guayacán rosado. Frente al proceso de recuperación, de mil semillas esparcidas de una especie de árbol pueden llegar a germinar con éxito 3 o 4, entre 5 y 10 años para su crecimiento y hasta 50 para que sea un árbol adulto. 

Además, la tala produjo deslizamientos en el bosque de niebla y por el material extraído de los túneles de las minas, se afectó también la vegetación a su alrededor. Estos terrenos fueron revegetados esparciendo semillas, por medio de la Cigabiónica, de especies resistentes y de rápido crecimiento como dormidera, maní forrajero y algodón salvaje, con las que se logran recuperar hasta 500 metros cuadrados en cuatro meses.

Cada aeromodelo, operado a control remoto y con una autonomía de vuelo de entre siete y 15 minutos,   es fabricado con  material reciclado. Estos jóvenes innovadores han puesto ahora sus ojos en la Amazonía y en la búsqueda de inversores que les permitan mejorar la tecnología Cigabiónica. 




Ideas inteligentes para conservar el agua


Otro proyecto de impacto surgió en el municipio de Ataco, Tolima, donde jóvenes víctimas del conflicto armado, agrupados en la Corporación Innovambiente, dedicada al diseño e instalación de sistemas de riego y la ejecución de proyectos forestales y agropecuarios.

Ellos crearon un sistema de riego portátil, de bajo costo y con controles de humedad, “Aspersores de Paz, una economía circular”.  Este sistema usa sensores que activan y desactivan el riego de acuerdo a la humedad del suelo y el tipo de cultivo. La irrigación resulta más uniforme y constante, si se compara con sistemas tradicionales, lo que reduce dicha tarea de 8 a 3 horas.  

El sistema ya ha sido probado con éxito en los municipios de Chachagüí  y Taminango (Nariño), y en Ataco y Chaparral, (Tolima), en cultivos de café, aguacate y  plátano,  y en pastos de ceba para el ganado. También está siendo implementado en áreas urbanas, en zonas verdes de conjuntos residenciales, donde el ahorro de agua potable es vital.

El siguiente paso consiste en realizar un modelo investigativo para mejorar las especificaciones técnicas y así aumentar la productividad en cultivos de cualquier tamaño. Y más que nada, anhelan seguir vinculando al proyecto a población víctima del conflicto, para que construyan sus propios aspersores y logren mejorar sus condiciones de vida.

El Desafío del Agua Pavco Wavin  es una iniciativa que cuenta con el respaldo de  aliados como el Ministerio del Ambiente y Desarrollo Sostenible, Consejería Presidencial para la Juventud - Colombia Joven, SENA, Alcaldía de Bogotá - Jardín Botánico, UNICEF, Universidad de los Andes, The Nature Conservancy, Embajada de Suiza Ayuda Humanitaria y Desarrollo COSUDE, Universidad de la EAN, Universidad UNAD, Caja Colombiana de Subsidio Familiar Colsubsidio, CECODES, Pacto Global Red Colombia y Cámara Verde de Comercio.

Empoderar a los jóvenes y hacer visible su talento como generadores de soluciones para los tantos desafíos medioambientales, es una apuesta empresarial que ha valido la pena. ​En línea con nuestro propósito, Construyendo Entornos Saludables y Sostenibles, continuaremos abriendo caminos que les permitan contribuir a transformar la sociedad.

¿Quiere saber más? Contáctenos

Declaro haber leído y aceptado la Política de Privacidad