17 noviembre 2019

Conoce tus ingresos y egresos para poder determinar la rentabilidad de tu empresa



Conocer la rentabilidad de la empresa, analizando sus ingresos y sus egresos, permite tomar mejores decisiones de negocios.

Además, ofrece una visión en detalle de su desempeño e indica cuán eficiente ha sido gestionando los recursos. De esta manera, si no ha demostrado su rentabilidad, podrás realizar los cambios necesarios para modificar ese comportamiento.

¿Qué datos son útiles para el análisis de la rentabilidad?

La rentabilidad de una empresa no solo se demuestra al tener ingresos superiores a los egresos. También hay otros tipos de datos que complementan esa información.

Margen operativo

Se determina dividiendo la utilidad operativa entre las ventas totales (facturación). El resultado indica cuánto se está invirtiendo en la operación para generar los ingresos. En pocas palabras, mide cuán eficiente es la empresa en el uso de sus recursos. Cuanto mayor sea el margen operativo, mejor será la rentabilidad de la empresa.

Margen de utilidad neto y bruto

Este indicador de la rentabilidad demuestra las ganancias en comparación con las ventas. Para obtener ambos indicadores, se divide la utilidad (neta o bruta) entre las ventas.

La diferencia entre ambos es que el primero expresa la utilidad generada después de deducir todos los gastos, incluyendo los impuestos. Y el segundo solo considera las ganancias después de los gastos relacionados con la operación del negocio.

Estos índices son los primeros signos que se refieren a la rentabilidad de un negocio. Cuanto mayores sean, más posibilidades tendrá la empresa de cubrir sus gastos.

Hoja de balance expresada en porcentajes

Otra forma de analizar la rentabilidad es representar la hoja de balance en porcentajes. Para hacerlo, se divide cada elemento del balance entre el total de activos o de capital más pasivos y se multiplica por 100.

Lo primero que debe observarse es que el pasivo corriente no sea superior al activo corriente. De serlo, significaría que la empresa puede tener problemas de liquidez.

Ideas de negocio: 5 claves para crear un emprendimiento exitoso

Otro es analizar la composición de cada uno. Por ejemplo, en el caso de las ferreterías, es más elevado su activo corriente. Esto se debe a que es muy importante contar con existencias (inventarios). Además, el financiamiento es común que venga de los mismos proveedores.

Y tercero, permite analizar el peso de las deudas. Lo recomendable es que el pasivo (deudas) no supere el 50 o 60 % del total de los activos. Cuanto menor sea el porcentaje, mayor independencia financiera tendrá la empresa.   

Para terminar, analizar la relación entre los ingresos y los egresos permite identificar cómo va la rentabilidad de la compañía. Lo importante es saber leer esas señales a tiempo para poder revertir cualquier dificultad que se presente.

¿Quiere saber más? Contáctenos

Declaro haber leído y aceptado la Política de Privacidad