13 diciembre 2019

Canaletas, la mejor opción para organizar el cableado doméstico 



Las canaletas suponen la solución ideal si no se quieren empotrar los cables en las paredes para impedir que queden a la vista, con todos los inconvenientes que esto conlleva. Por lo general, las destinadas a viviendas u oficinas están realizadas en plástico, y además existen modalidades especiales para, por ejemplo, espacios industriales, elaboradas a partir de materiales galvanizados.

Asimismo, aunque las más usuales son de color blanco, hay infinidad de alternativas cromáticas, incluso en colores que imitan a la madera.

Las canaletas son muy funcionales y seguras

Utilizar canaletas para el cableado elimina el riesgo de que se produzcan daños o caídas a consecuencia de enganchones, tropezones, etc. De esta manera, se evita que se produzcan situaciones peligrosas con cables que se encuentren deteriorados o en mal estado. Así, usar canaletas es el método más eficaz para, por ejemplo, imposibilitar que los niños de corta edad puedan tocar conductores de electricidad dañados.

Por este motivo, constituyen un elemento que hace una importante contribución a la seguridad de los más pequeños en el hogar. 

Cómo y dónde instalar las canaletas

Las canaletas se pueden instalar con tornillos, clavos, adhesivos o autoadhesivos. Es posible elegir entre diversas alternativas según el tipo de superficie en la que se vayan a fijar, su estado u otros condicionantes, como las características de la pintura existente.

Los lugares más recomendables para ubicarlas son tanto la parte baja de la pared como la parte alta, cerca del techo, y resulta aconsejable no instalarlas en zonas de tránsito de agua, con humedad, susceptibles de padecer corrosión o cercanas a fuentes de calor.

 Reglamento técnico de instalaciones eléctricas (RETIE)

Las canaletas no están reñidas con la estética

Además, las canaletas no tienen por qué desvirtuar el estilo de las estancias domésticas que las alberguen, debido a que siempre será una solución más elegante que tener los cables a las vista, siendo también factible colocarlas en sitios en los que pasen prácticamente, como por ejemplo en la parte inferior de las paredes, justo encima de los zócalos.

Igualmente, para hacer que las canaletas sean concordantes con la estética de las habitaciones, pueden pintarse del mismo color que las paredes con pinturas plásticas o esmaltes acrílicos.

 

¿Quiere saber más? Contáctenos

Declaro haber leído y aceptado la Política de Privacidad